Friday, January 25, 2008

Escarbando en fotos (Hennings-Los Rodríguez-Lung Leg-Trudie-Fotologs)

“Apareció en el escenario del cabaret con cintas alrededor del cuello, la cara como cera. Con el pelo amarillo muy corto y un vestido de terciopelo escaso y oscuro y con sus rígidos volantes, era algo absolutamente distinto al resto de la humanidad... vieja y estragada... una mujer posee infinitos matices, caballeros, pero, desde luego, uno no ha de confundir lo erótico con la prostitucion... ¿Quién puede impedir que esta chica, que es la mismísima histeria... se hinche hasta construir una avalancha? Cubierta de maquillaje, hipnotizada con morfina, absenta, y la llama color sangre de su eléctrica versión de "Glorie", una violenta distorsión de lo gótico, su voz brinca sobre los cadáveres, se burla de ellos, trinando conmovedora como un canario flauta”

Ravien Siurlai, escribió este texto sobre una presentación en vivo de la performer, Emmy Hennings, la mujer que se ve en la foto de arriba. Greil Marcus, el escritor de Rastros de carmín, el libro que estoy citando, afirma que en la posteridad miles de periodistas tratarían de navegar en los mismos morfemas, desenterrando adjetivos de fosas comunes para llegar a una expresión tan cruda y verdadera del terror que puede generar una puesta en escena. Para alguien contemporáneo le puede resultar extraño el terror de Siurlai, después de todo, es sólo una mujer cantando, así como resulta insólito el hecho de que en el siglo pasado a la gente le viniera infartos al ver algunas pinturas en exposiciones. Podríamos decir que los hombres no se habían enfrentado a tantas cosas como nosotros (nuestros padres, nuestros abuelos) por las postrimerías del siglo XX, y hasta cierto punto puede que algo de cierto haya en esa hipótesis. En el libro mismo se dice “En 1912 aún faltaban dos años para la guerra; al igual que el resto de los europeos, Siurlai había tenido que aprender el significado de una frase como “brincar encima de los cadáveres”.Es decir, ya a esta altura podría decirse que hemos perdido la inocencia. No sólo en el plano histórico-bélico, a nivel artístico hubo muchas otras personas que se iban más allá de los límites de los soportable, como podían ser las puestas en escena de Throbbing Gristle, el extremismo de los accionistas vieneses, o los escatológicos shows de G.G. Allin (estoy ennumerando, no considero que algo una realmente a dichas personas). Sin embargo, hay algo que ya a su altura se había perdido, y son pocas las palabras que se puedan agregar frente a ese terror provocado a un periodista casi anónimo, del que apenas tenemos un extracto del diario Die Aktion. Y uno busca y busca, pero se termina dando de lleno con la imagen, esa fotografía de Emmy Hennings mirando ligeramente al costado, los párpados pesados y gruesos, el cuello y todas las comisuras y agujeros del rosto sumidos a una sombra que parece avanzar lenta como la miel. Son las tres de la mañana y me doy cuenta de que no estoy releyendo el libro, como me lo había propuesto. Todo, el comienzo de la lectura, el lapiz con que iba a subrayar las frases fundamentales, todo era una trampa tendida por la foto, frente a la cual he estado sin decir una palabra, por casi veinte minutos. Todo lo que podía decir Siurlay está ahí, inmortalizado en la página 170 de un libro mal traducido de Anagrama.
Desde el mismo momento en que reparé en esa carilla, decidí investigar todo acerca de la mujer. Sin embargo, la información de ella (por lo menos en internet) es huidiza, tanto como lo indica ese rostro, que huye de algo no con miedo, sino con el verdadero placer de ser presa. Lo poco que se puede obtener de ella es por medio de las biografías de Hugo Ball, su esposo, célebre por haber sido una de las figuras claves del dadaísmo de Zurich (por muchos considerado el único dadaísmo que existió). Fue una de las primeras integrantes del círculo de Cabaret Voltaire, era cantante, poeta y solía recitar sus obras tanto como las de alemán. La historia del dadaísmo no es una historia de verdades, sino más bien de versiones, y sin embargo desde muchas variadas fuentes, todas confirman una misma situación: Un día, Hugo Ball recitaba unos poemas en el Cabaret Voltaire. Su compañero Janco le había preparado un disfraz, una especie de mitra hipertrofiada que llevaba en su cabeza, una capa que parecía tragarse su cuerpo, unas garras de cartón, en fin, un traje tan absurdo como el que pueden ver acá. La cosa es que Hugo Ball estaba recitando los poemas, cuando de repente le invadió esa terrorífica sensación de sublimarse, verse a sí mismo relatando sus poemas fonéticos, encontrarse diciendo anlongo bung, blago bung, y no tener idea de por qué está haciendo eso, por qué estaba siquiera parado delante de aquel público. La experiencia fue desvastadoramente violenta para él, y a duras penas se las pudo arreglar para terminar el poema. Él y Hennings siguieron por un tiempo haciendo sus performance-acts, en galerías, de aquí para allá, pero la cosa no duró mucho. Desde el momento de aquella presentación Hugo Ball supo que era el principio del fin, y ciertamente no mucho tiempo después abandonó el movimiento, terminando en una iglesia, destino que respetó y acompañó su esposa (para un dadaísta, un final tan inconcebible como una líder piquetera haciendo el baile del caño en Bailando por un sueño –ups!, me olvidé que ya había pasado-. Lo grandioso de tal desenlace es que ciertamente ilustra el eterno karma del dadaísmo: hasta qué punto el tratar de llegar al verdadero absurdo se asemeja al vuelo de Ícaro. Ball lo vio el absurdo en todo su ígnico esplendor, lo llegó a tocar, pero después de aquello nunca pudo ser el mismo, refugiándose de él en la mayor usina generadora de sentido: La Iglesia. Ciertamente, es como si en aquella pequeña muerte se hallaran todas las muertes de aquel movimiento.
Todo lo que se sabe desde ahí sobre Emmy Hennings es un tanto difuso, sólo que terminó siendo la difusora post mortem de su marido tempranamente fallecido, consiguiendo mantenerlo vivo por medio de sus obras. Sin embargo, no importa cuantos Greil Marcus o bloggers como yo escriban sobre ella, todo lo que es, y podría ser, está concentrado en aquel retrato, una imagen que vale más de mil anlongo bung, blago bungs.

Nunca pude explicar a ciencia cierta mi fascinación hacia ciertas imágenes. Ciertas personas anónimas me han obsesionado desde chico, cuando veía fotos de bisabuelos míos, tratando a partir de sus imágenes reconstruir sus historias, y a menudo sorprendiéndome de los resultados (tal es así que gran parte de mi niñez creí que mi tatarabuelo era un cazador inglés que aparecía en un cuadro que se encontraba en el corredor de la casa de mi abuela). Sin embargo, el primer verdadero recuerdo de mi obsesión con personajes anónimos se remonta a un videoclip que la mayoría de ustedes conocen:



Tenía siete años y Sin Documentos de Los Rodríguez hacía furor, y aparecían en muchísimos programas de televisión de aquella era pre-MTV -canal que para un niño cuya preocupación fundamental era llenar el álbum Dinosaur in my pocket, era algo prácticamente tan desconocido como la lista de gases nobles-. Fue así que en una grabación de Nochebuena con las estrellas –ese programa donde pasan videoclips de los temas más insoportablemente exprimidos del año-, vi aquel videoclip de un Calamaro que yo creía gallego, cantando con el resto de su banda en unas sierras. Pero aquello no era importante. Lo que me había obsesionado era una mujer que aparecía en el clip. Prácticamente la narrativa del clip tampoco tiene mucha importancia, todo da a entender una especie de amor prohibido enmarcado en un entorno rural (qué poco atractiva que resulta tal descripción). Sin embargo, cada vez que aparecía aquella mujer vista desde la perspectiva de un caballo, cada vez que la veía con aquella camiseta ajustada, los pómulos prominentes y la raya al medio, mi corazón aleteaba como un pájaro a punto de darse contra un ventanal, algo en mi se transformaba, era una sensación nueva y aterradora como pisar algo blando en el fondo de un arroyo. Había una escena específica en que se podía verla mascando chicle, y para mí aquello era algo violentamente seductor, algo que no podía ver a puertas abiertas, casi sin poder siquiera mantenerle la mirada. Me encerraba en mi cuarto, y ffw, rew, una y otra vez la veía masticando aquel chicle. De aquella experiencia han pasado varias muertes y reencarnaciones de Calamaro, MTV, internet, otras bandas, Claudia Cardinale, pornografía y mujeres de carne y hueso, y aunque piense fríamente que he visto mujeres mucho más bellas que esa, al ver el video en el youtube siento el mismo extraño y hermoso pudor que la primera vez.
Ante ese primer acercamiento más bien sexual, mi interés sobre ciertas personas parcialmente anónimas detrás de la fotografía se fue extendiendo a muchos planos y con una curiosidad que llevaba a hacer como una especia de arqueología sobre personajes a los que la mayoría de los mortales les chupaba un huevo. Resultaba dolorosamente poético el hecho de que Aris Kind, un don nadie del siglo XVII, tuviera que morir para eventualmente llegar a la inmortalidad. Me refiero precisamente a esta obra de Rembrandt, que dejó estampado a aquel hombre en el imaginario colectivo, sin que la mayoría de nosotros supiéramos ni cómo se llamaba.

La lección de anatomía del doctor Tulp es precisamente eso, el cuerpo de Aris siendo abierto fríamente por un doctor, como si el único acercamiento hacia un ligero reconocimiento fuera mostrando todo su ser, hasta incluso lo que la piel no suele dejar ver. Aris Klind había sido un ladrón de poca monta, y en aquella época de cientificidad febril, se precisaban cuerpos para realizar autopsias –algo que todavía no era muy bien visto, incluso en algunos lugares, ilegal-. Ese podía ser un final previsible para gran cantidad de condenados (las autopsias de rutina eran impensadas para personas ligeramente respetables), pero de seguro que aquel tipo no sabía que en doscientos años aparecería en todo libro de arte que incluyera al siglo XVII. Héroes anónimos, diseccionados durante siglos ante millones de personas.


Sonic Youth se asemeja en alguna de sus tapas a los Smiths por su capacidad de rescatar personajes e inmortalizarlos. Mientras que Morrisey y co. suelen recurrir en casi todas sus álbumes a imágenes de películas, como el soldado de Meat is Murder –proveniente del excelente documental llamado In the year of the pig-, o su primer disco homónimo, con una imagen del pecho de Joe D’Alessandro, el cual curiosamente es propietario del jean marca-bulto de la famosa tapa de Sticky fingers, de los Rolling Stones (es curioso, pero es como si diferentes bandas y artistas intentaran recomponer su cuerpo por pedazos). Los personajes detrás de las tapas es todo un tema, como por ejemplo, preguntarse quién es la gorda sobre la que se recuesta el personaje parecido a Tom Waits en Rain Dogs, quién es la mujer que sale de la psicodélica cripta en Hot Rats (Miss Christine, una groupie líder del GTO), y un eterno etcétera que daría varios posts para hablar. Pero volviendo a Sonic Youth, la tapa del Goo, dibujada por Pettibone sobre la foto tomada a Maureen Hindley y David Smith, testigos del asesinato de los Moor, ya habla por sí sola (la tengo incluida entre mis tapas favoritas de todos los tiempos), pero sin embargo nada difícilmente impresione tanto como el rostro de aquella chica arrodillada en el Evol. En aquella chica se encuentra el odio tallado por un cincel que más que cincel es un clavo al rojo vivo. Mantengo que si aquel rostro hubiera encabezado el disco de alguna banda de la primera ola del punk, por su capacidad de síntesis de todo el odio supurante -tal como 21st Century Schizoid Man es la angustia hecha carne- posiblemente sería tan famoso como el de Johnny Rotten o el Fender Precission bass siendo destruido contra el suelo por Paul Simonon. Por más que se apele a subjetivismos, se puede entender por qué un retrato y no otro se convierte en la bandera de una generación, por qué la cara de Che Guevara está pegada en la pared de estudiantes de arquitectura en Oslo, o por qué la cara de Bob Marley está en una de cada cinco prendas que se venden en la feria. Hay algo en la foto en sí, una expresión, algo tan potente e inexpresable como un acorde que te hace cagar parado, un verso que emplea palabras comunes pero que parece decir algo que nunca antes había sido pronunciado. Y efectivamente, uno de esos rostros es el de Lung Leg, la chica que aparece no sólo en esa tapa, sino también en Death Valley 69’ y muchísimas películas de Richard Kern. Fue tanta mi curiosidad, por no decir obsesión, que me empecé a bajar de a uno, varios videos de la filmografía de Richard Kern (que se pueden conseguir todos juntos en el dvd recopilatorio Hardcore videos), con el sólo propósito de saber un poco más de ella. Lung Leg era la Giulietta Messina del neoyorkino, apareciendo en varias películas del género Cinema of Transgression. De las películas en sí, no hay mucho que rescatar, sólo películas con el único propósito de generar shock, en una especie de ensalada de explotation, porno y cine de terror clase Z, de la manera más gráfica posible. Incluso llegué a ver una película que sólo consistía en una tipa sometiéndose a una intervención quirúrgica para coserse los labios de la vagina, llegando a cerrándoselos como un corset, por lo que ya se imaginarán por dónde viene la mano. Y luego de ver algunas de las películas, ciertamente la comparación a Lung Leg con Messina es más que arbitraria, porque las actuaciones son realmente pésimas.



Pero hay algo de la mina que llama la atención y que no se puede precisar, una furia que desborda su rostro que llega a lugares donde la mayoría de nuestros músculos faciales no pueden llegar, una furia intrínseca como si dentro de sus ojos se encontrara parte del combustible que hace seguir girando al mundo. Lung Leg parece de esos animalitos violentos y obscenos que no podemos dejar de temer, por más que estemos viéndolos separados por una reja de zoológico. Quise saber qué siguió haciendo la actriz, pero desapareció de la faz de la tierra, no se sabe siquiera si sigue viva. Como la historia del dadaísmo, lo que pasó con Lung Leg es más una cuestión de versiones que de verdades.

Hay muchas otras mujeres del punk que tienen un plus de atractivo que las groupies o minas de la escena de otros géneros musicales no tienen. Siendo Almost Famous una película que no me canso de ver, debo reconocer que la versión romántica que se hace de Penny Lane, puede llegar a convencer a uno (eso de mujeres enamoradas de la música y no de los músicos: realmente conmovedor), pero siempre vi a todas las groupies del entorno de hard rock setentoso (onda Penny Lane o Connie Hamzy) como meras escaladoras que podían estar desde con Jim Morrison hasta con Alice Cooper por el simple hecho de ser músicos. Pero las punkettes tienen un aura diferente, posiblemente por pertenecer a un terreno donde el glamour se limitaba a un baño público con secador de manos, y donde no había tanta plata para esquiar en montañas de merca. Es así que hay algunas punkettes que son realmente adorables, como el caso de Trudy Arguelles, o Dinah Cancer (que también supo ser música), y otras que no tanto pero que le doblan en actitud a aquellas flowerpower bitches. Acá hay una linda página que les hace tributo a muchas mujeres del punk de Los Angeles (interesantísimo ver que algunas de ellas ahora escuchan World Music).

Sin embargo, hablando de fotos que se convierten en mitos, hay una maquinaria que está llevando el augurio de Warhol a criterios insospechados, esa de que "In the future everyone will be world-famous for 15 minutes"
El Fotolog.
Posiblemente los fotologs sean la encarnación binaria de todo el potencial idiota, grasa, o sencillamente maligno que tiene la internet para ofrecernos. Siempre que se habla de lo terrible que está la juventud hoy en día, la lumpenización de todo intento de discurso, la primacía de la imagen sobre la palabra, la influencia de la nueva tecnología en el enajenamiento y estupidez moderna, ahí cuando empezamos a temer a hablar como nuestros viejos, los fotologs aparecen para darles la razón.
Pero qué han hecho los fotologs para que se produzcan estas aberraciones de la digitalidad, o mejor dicho, ¿qué hemos hecho nosotros para merecer tales fotologs? En sus bases, los blogs y fotologs son prácticamente lo mismo, y sin embargo hay diferencias fundamentales en sus discursos. Por supuesto, para toda regla siempre hay excepciones, y ciertamente hay blogs escritos por y para tarados (por momentos resultando incluso peores por haber una mayor pretenciosidad que en los fotologs) y hay fotologs bastante respetables como el de dagnasty, el de hple, y alguno que otro más (no conozco tantos, no suelo visitar aquellos lares). Sin embargo, la extensa mayoría de los fotologs están escritos por:
a) Bandas que utilizan el espacio exclusivamente para promocionarse (algo que en ningún sentido está mal, pero que tampoco tiene demasiado vuelo)
b) Teens que se convierten el espacio en un book absurdo de su propio narcisismo, con fotos sacadas a diario con textos borgianos como “Buenop, ak andamo sakando unas fotitits con la nueva kam” o “axer fuimos p Arachania, tuvo rebueno, pq el Mauro peló unas chechas y d++++!!!!!”
Lo peor es que, pensando que aquello sólo se debe a la obra de algunas pocas personas con un severo handicap mental, en los comentarios, o más bien, las “firmas”, el léxico y contenido no varíaa mucho de aquella tónica:
Ej:
divinahh
pase
q sts genial
besoss
ff

o, mi favorita:
watxiooooooo un besazo
cuídate

No creo que necesite exponer mucho más.
A lo que esto venía al caso es que hace una semana, mi hermana me mostró el fotolog de uno de esos personajes deplorables que abundan en esa comunidad –o más bien, jauría- virtual. El caso del tipo, sus fotos y su historia me interesó ponerlo acá por ser un actor metonímico de la metáfora que es la estupidez humana y los nuevos espacios que genera la internet para nutrirla.
El personaje es Maxi Ramonero, un tipo que día a día se saca una foto en poses más sacadas de un catálogo de Peluquería n.a. que de un fanzine punk –si es que aquello realmente sigue existiendo,-, contagiándonos con su tremenda sabiduría en mensajes como

no entiendo naaaaa toy re deprimido. The KKK took my baby away :(
Bue cambiando de tema ta ayer sali ahi al pedo ya q me dejaron tirado y ta a la rambla
con una amiga y el novio des u mejor amiga cualkiera jaja na x lo menos me diverti


Brillante.
Pero la estupidez no queda en algo solamente circunscrito a la forma, también es completamente la escenificación de su vida cotidiana. El tipo tenía una novia, llamada Agustina la que se fue de Montevideo por dos semanas. En el post del dos de enero escribe:

Bue nada esto lo hice enla Playa de Solis cuando salimos ese finde q fue el mejor de mi vida con mi nene divina como te extraño aguuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
te re amoooooooooo


El tipo está enamorado. La extraña. Los siguientes posts son más o menos de la misma temática, incluyendo la marca de fábrica autoflagelante de la adolescencia con frases del estilo “me siento solo, me falta un refugio”, frente al cual la mayoría de la gente sale en su socorro, dándole para adelante, diciéndole que las cosas van a mejorar.
Sin embargo, luego de tanto contenido no apto para diabéticos, el diez de enero escribe:

Hola bue no se q decir toy hecho mierda soy la peor persona del mundo deje a la mejor persona del mundo como Aguuuu no me perdono ni me va aperdonar
ojala puedamos llevarnos bn y puedamos halbar bn xq te adoro nena
fuiste lo mejor q me paso y no te merezco

Uno lo primero que piensa es que la cagó, pero al menos el tipo tiene el rostro para confesarlo… ¡Nada menos que en un Fotolog! Al mismo tiempo, los morbosos pueden ir al fotolog de Agustina (que tampoco es Simone de Beauvoir) y ver como se va derrumbando poco a poco en el oscuro mundo de la espiral invertida. Sin embargo, las cosas siguen cambiando, y para el 17 Maxi Ramonero está enamorado de nuevo, enamorado como si fuera la primera vez (todavía incluye una foto de su musa). Agustina no se queda atrás, y el 12 ya siente que las cosas se van reordenando, para que el 19 confiese estar enamorada de un brasileño tatuador que conoció en Garopaba ¡Eso es lo que yo llamo un buen duelo!
A todo esto, Maxi ramonero para el 19 da la noticia de que su nueva novia desapareció y para el 25 nos cuenta que se está acostumbrando a la soltería.
En las lecturas oficiales de finales de siglo ya se venía hablando de la inmediatez y velocidad de la vida cotidiana, el flujo del capital constante y la fuerza centrífuga que parece recortar todos los vínculos sociales, pero nadie nos había preparado la vida de Maxi Ramonero. En cuestión de dos semanas cambia el esquema táctico como tres veces y todas sus obsesiones, o mejor dicho, pelotudeces, pueden ser leídas en la web por todo el mundo (ah, de eso también se habla, la caída de la barrera entre el mundo privado y colectivo).
En fin, ver este tipo de fotologs, más que confirmar el a veces necesario uso del rifle sanitario, es una actividad un tanto al pedo, pero aún así divertida, como tirar bombas brasileras a la jaula de los mandriles para ver cómo reaccionan.

Concluyendo, parece extraño cómo pude empezar con Emmy Hennings y terminar con tal ficha, pero a lo mejor es así, cuando uno hace de arqueólogo y escarba en ciertas fotos, sabe que se puede encontrar con vestigios de un reino sepultado, o en otros casos, con un envase de detergente.

70 comments:

Oldboy said...

Primero!!!!.

Cuando nació el hombre nació la estupidez pre-adolecente, después salió el fotoblog y todos fuimos concientes de ello.

Brunomilan said...

jaa por dios no pare de reirme durante 15 minutos...

"Bue nada no se q mierda mas decir eso fue mi vida ayer todo el Truman Show de mi fuckin life"

Manuel Puig retratando un relacion amorosa mediante el intercambio de cartas es un poroto al lado de la relacion flogeril de maxi y agus...

Agustin Acevedo Kanopa said...

oldboy:
La estupidez de los fotologs hace pensar si este espacio no es nada más que un mero amplificador de una estupidez preexistente, o si tiene una función intrínseca de generación de estupidez.
Esta es mi interpretación, tomando libremente (quizás demasiado) un ejemplo de lacan:
La estupidez preexiste, como un río, los fotologs son la represa de cuyas usinas se produce la energía de la impecilidad

brunomilan:
Concuerdo, la relación semi epistolar es tremendamente conmovedora.
Si Brecht siguiera vivo, traería a escena a personajes como Maxi Ramonero.

nada como locademia de policia said...

no fuiste al toque ayer, fue una pena, hubiera sido una reunión completa del pussy whipped.
a todo esto, te perdiste una gran performance de nuestro bajista sostituto Nacho Palmer en una noche donde Cadáver Exquisito bien se podría haber llamado The Dirty Mac.
no lei la cuestión, demasiado larga.

Brunomilan said...

haa los dadaistas! como me encantan esos personajes, como diria la madre de Jerry "como alguien puede no agradarles?"

yo tuve un tilde similar al tuyo cuando tenia unos 13-14 años y fue con una chica que salia en una publicidad de muñecas en big channel -un canal que a pesar de su nombre era para chicos-, recuerdo que no veia casi ningun programa de ese canal pero hacia zapping bastante seguido para intentar que la suerte me sonria y den esa publicidad. Mas aca en el tiempo no se que me paso, pero me enamore perdidamente de la chica que hace de Violet en Lemony Snicket's A Series of Unfortunate Events, le comente esta fascinacion a alguien y esa persona me dijo "que era un enfermo no te das cuenta que es una niña" si puede ser, pero tiene algo que me puede, ahi va una foto http://imdb.com/gallery/ss/0339291/LS-C1066-20A.jpg.html?path=pgallery&path_key=Browning%2C%20Emily&seq=43

Agustin Acevedo Kanopa said...

Un amor de meta inhibida similar me pasó con Ana Torrent en Cría cuervos.

Los dadaístas sin lugar a dudas son personajes entrañables, llenos de pasiones, dramas y celos, siendo en algunos casos su figura histórica preferible a su mismas obras. Pero ahora que lo pienso, muchos de ellos se dedicaron por entero a convertir su vida en una obra en sí misma.

dagnasty said...

Fijate en el disco de Glaxo Babies la canción en que la letra del estribillo -por decir que hay un estribillo- repite la letra de Lady Marmalade: "Voulez vous coucher avec moi ce soir", la música, claro, nada que ver, y hace que no te des cuenta que se trata de esa canción sino luego de escucharlo repetir el verso varias veces.

Este personaje de fotolog que ponés de ejemplo es un estereotipo repetido al infinito en los flogs, sería un equivalente al estereotipo del estudiante de letras en los blogs, son todos iguales, jajajaa!
Me pasó algo parecido, una vez leí un fotolog de una chica y terminé leyéndolo todo, enterándome de toda su vida, como si fuera una novela y hasta poniéndome del lado del padre que aparecía en algunas fotos y daba la impresión de ser un tipo de lo más piola y cariñoso pero preocupado porque la hija se había puesto de novia con un desgraciado como el del flog del ramonero, y la piba escribía sintiéndose la menos comprendida del mundo por sus padres, mocosa de mierda ;).

Veo que pusiste el link de Alice Bag, la cantante de The Bags, fijate que tiene un blog también, y en el sitio tiene un link al de Jenny Lens, una gran fotógrafa de la escena punk californiana.

Hey, gracias por la consideración hacia mi flog. Lo comencé por una broma a uno de los Mal Elemento que decía que todos eran egocéntricos en los flogs, etc., etc. y los blogs pecaban de tanta pretensión que me gustó la idea de tener un flog en un contexto donde lo que menos interesa es leer.
A mi me han servido mucho, les he encontrado la vuelta, descubrí un grupo de ilustradores dedicados a culturas rock diferentes que son infernales, un pintor de remeras skater que no puede ser más capo, hay un par de flogs de músicos míticos de los 80's que subieron fotos y material de la época como flyers y demás, lo primero que entendí de serigrafía fue gracias a unos flogs de gente que hace remeras y publican ahí las fotos y los links a youtube del proceso, además de los vinilomaníacos que son algo así como compañeros de barrio flogger.
El que busca, encuentra, dicen las abuelas ;)


San Louie Louie es una metáfora, yo no vivo en Buenos Aires, vivo en San Luis, el feudo gobernado por los Rodríguez Saá, por eso San Luis es de ellos y yo vivo en un bunker mental que en honor a la canción le puse San Louie Louie.
Hace tiempo que no voy a Capital pero si vas a andar viendo vinilos llegate por la galería Taurus en Av. Corrientes 1246, allí hay algunas disquerías con vinilos que en los 90's salían dos mangos pero que ahora se cotizan, es lo que hay. Vas a encontrarlas a mitad de la galería, y al fondo de la misma está la disquería Rockabilly donde he comprado buenos viejos discos de garage y solían tener funk y otras hierbas, todas viejas ediciones.
Muy bueno el blog, eh!, el socio que tenés también es flogger! ;).

Oldboy said...

agustin:
Mi comentario quería decir lo que comentaba usted tambien, que el fotolog no es estupido sino que la estupiez es innata al hombre - en algunas edad mas pronunciadamente que en otras - y el fotoblog lo unico que hace es hacerla visible y publica.

Estoy pensando en voz alta pero tambien me parece que cuanto mas se hace publica las estupidez, ésto termina provocando un efecto de "feedback" que provoca que más gente quiera hacer estupideces y lo peor es que logra hacerla popular y socialmente aceptable (o aceptada).

El asunto es el poder que hay actualmente para propagar mundialmente la estupidez, ya sea por you tube o fotoblog.

Agustin Acevedo Kanopa said...

Dagnasty:
Glaxo Babies fue un gran descubrimiento, desde ayer de noche es lo único que he estado escuchando. El Post Punk tiene un sonido que amalgama a muchas de sus bandas (creo que son los bajos), que empatiza directamente conmigo.
Ya había vichado las fotos de Jenny Lens, para mí, despues de Bowie en sí mismo, la escena por antonomasia llamada punk es, por lejos, la más fotogénica de todas. En el libro de Greil Marcus hay unas cuantas fotos que darían para hacerlas en tamaño 1m x 1m y encuadrarlas en el living de la casa de uno.
Con respecto a cómo puede ahondar uno en la vida de alguien a través de medios virtuales, a mí me pasó algo parecido, y en efecto hice un cuento al respecto. Un día de estos se lo paso. Lo increíble es cuando los floggers, por pendejos o por simplemente estúpidos, no ven cosas que una persona desconocida y a través de una computadora puede sacar en el aire sin mucho esfuerzo.
Cuando vaya a Bs As voy a pasar por esa galería, aunque ya me han advertido de los precios. En Montevideo, en una feria hay un tipo llamado Ernesto que cada tanto sale con cada cosa que no tenés idea de donde la sacó. Me acuerdo que una vez vendía un disco de Lydia Luch a quince dólares (no es que me guste tanto, pero la rareza llamaba la atención), y estuve por comprarme el de Boys Next Door, pero me lo arrebataron a último momento.

Oldboy:
Sí, es como si hubiera una contraidentificación con la estupidez, una especie de sinergia que no sé a dónde nos va a llevar. Temo hablar como un viejo, pero realmente las cosas son más drasticamente estúpidas que nunca.
Lo peor que ha salido de los fotologs es una serie de pibes que se hacen llamar Glams, y yo al principio me imaginaba a tipos llenos de lentejuelas, el pelo rojo y el rayo a la altura del ojo como Aladdin Sane, pero los tipos sólo son unos flacos que hacen una caricatura de su chetismo, y que se llevan el pelo a la cara... despues le dejo un link a uno de esos infames fotologs. PEro lo que mas odio es cómo incorporaron necrófilamente un termino que no tiene nada que ver (si le preguntás por qué GLAM, ellos responden "glam, por glamour"

pad said...

De todo como en botica. A ver por donde empezar...

En relación a si el medio trasmite una condición pre-existente o tiene efectos reactivos sobre eso creo que hay de ambas cosas. Creo que en ese sentido es similar a la musica. Hay una influencia formativa del medio de expresion que uno utiliza. Si uno escucha mierda todo el tiempo, el oido y los sentidos se adistran en esos codigos. Si uno utiliza un medio caracterizado por limitar los techos de la expresion más compleja, es probable que se limite tambien los contenidos (afectivos o racionales) que trasmitamos.

Esta epoca es especialmente propensa a expandir los medios para comunicar ideas en todos los segmentos. Creo que ese es un punto sin retorno, y tendremos que acostumbrarnos a que haya formas de comunicar que se vean rebajadas. Vos Agustin, nombras el caso de los fotologs; pasar por los foros tampoco es un lindo ejercicio. Ya pudiste ver lo que es un foro referido al caso Bueno (de un diario informativo) la calidad de la escritura que se desarrolla.

Un ultimo punto es reconocer si estamos ante una degradación de el gusto, el conocimiento y la capacidad que tenemos de expresar contenidos. De eso no tengo una respuesta clara. Si tengo claro que hay una enorme capa generacional (los veinteañeros en las cuales me incluyo) con muchas disfuncionalidades expresivas, esteticas y de conocimiento general. Mantener una charla con un pibe de mi edad se ciñe en muchos casos a dos o tres temas que se resuelven en tres o cuatro expresiones liguisticas que resumen todo. Yo no soy marciano, claro esta. Y estoy en la bolsa. Pero no he perdido la capacidad de horrorizarme. Esta salado. Y tengo una tesis pesimista de creer que la generación ´90 viene bastante peor. Muchisimo peor. Pucha, etsoy sonando como un viejo verde.

pad said...

Ah me olvidaba, mas alla de lo que dije, me parece deseable que esos pibes tenga un lugar donde expresar sus sentimientos (contradictorios o no, confusos o no, volatiles o no, sean del tipo que sean) y sus fotos, faltas de ortografías, y lo que quieran. De última todo eso que a algunos ojos puede verse como tonto, estupido o sin sentido son cosas "realmente existentes" (utilizando jerga vieja) para quienes lo experimentan.

Desconsolados 2 said...

Frank decía que no es el hidrógeno lo que mueve al mundo, sino la estupidez.
la banda donde toco tiene space, fotolog, y un blog que abandoné por fiaca. queremos copar todo espacio propagandístico del cyber espacio, después de todo tenemos guitarras eléctricas, no precisamos ser inteligentes.
a todo esto, claro , la estupidez nos rodea.
aunque cuando la estupidez se comparte en flogs y blogs, me quedo con los primeros, de última capáz que da para pispear una buena morocha (lo cual es preferible a la filosofía barata de Diego Estin)

Agustin Acevedo Kanopa said...

Es extraño cómo uno a sus veintidos años se empieza a sentir fuera de ciertos códigos que rigen la vida de grupos sociales un poco más jóvenes, o, hablando más sencillo, cómo uno se va sintiendo viejo en tan poco tiempo.
Tener una hermana cinco años menor que yo me permite seguir teniendo noticias de nuevas modas o estilos de vida que de otra forma me parecerían tremendamente lejanos. Aún así, no puedo dejar de sorprenderme por la pauperización de toda la cultura en general (esto, dicho aún a sabiendas que puede resultar uno de los clichés más clásicos que esgrimen los viejos que hace algunos años también nos cuestionaban).
La generación 90' viene mal, muy mal, y es solo el comienzo

pad said...

En realidad es un tema de segmentos también.Vos tenés 22 años, pero sos un bicho raro. La mayoría de los pibes de esa edad no ponen un blog para hablar de libros, de cine o de dadaísmo. Mucho menos intentar hacer explicito y de formular impresiones afectivas o explicaciones sobre como el mundo funciona. En realidad en muchos segmentos esos pibes de 22 años son mucho mas parecidos a pibes de 17 o 18 años que mencionas. Si creo que es cada vez menos probable que aparezcan "casos desviados" o segmentos minoritarios en las generaciones siguientes.

Candelaria said...

Es una señal del fin del mundo. Hace no tantos años los semianalfabetos trataban de ocultar una condición que era motivo de humillación. Hoy no sólo no sienten ninguna verguenza de exponerse, sino que se enorgullecen de escribir mal. Cuanto más cercano a un animal en la escala zoológica, tienen mayor reconocimiento público. Y el flog contribuye a difundir e imponer estos nuevos valores.

benito said...

Lung Leg desapareció hace años y no se sabe mucho de ella, siendo además bastante difícil de rastrear porque no se conoce su verdadero nombre (aparentemente Lisa Carr). Como muchos de los integrantes del under neoyorquino de los 80, Leg estaba mal, mal, mal de la cabeza, pero en serio. Hizo una entrevista absolutamente desvariada con Jack Sargeant para el libro de este sobre el cine de la transgresión, hizo una película (Worm Movie) en la que juega con un gran gusano vivo que tiene adentro de la boca. En esa época -la última de la que se tienen noticias de ella- la mina solía estar de ácido y extremadamente preocupada por unos demonios alemanes-comunistas que la perseguían y contra los cuales solo la brujería nos podía proteger.

La tapa del EVOL es un fotograma del clip de Kern de Death Valley 69, pero a su vez ese fotograma está tomado de Submit to Me, otro de sus cortos. Kern es un tipo talentoso, tiene unas texturas increíblemente malignas.

El fotolog de ese maximbécil me deprimió, la verdad. Yo soy lo bastante viejo como para pertenecer a una generación que conoció el tiempo en que los Ramones eran una banda que solamente conocía y escuchaba la gente con onda.

No descartaría a toda la generación de los 90, al menos tengo un sobrino que a los 14 años es capaz de diseñar juegos para PC y al mismo tiempo tocar temas de Led Zeppelin en el bajo, la guitarra y el piano (cuando no hace los propios), y una sobrina de 12 que escribe raps sobre mi exceso de peso y diseña bijouterie. Y como si fuera poco son dos guachos increíblemente generosos, en una edad en la que nadie lo es.

Agustin Acevedo Kanopa said...

Submit to me es la película que más me he querido bajar de Kern, pero lamentablemente no he tenido suerte con las fuentes de descarga. De él, por ahora vi My Nightmare, Thrust in me, la de los labios vaginales, cuyo nombre traumáticamente olvidé, You killed me first (con Lung Leg como protagonista) y Fingered (también con Lung Leg y Lydia Lynch, y probablemente la mejor de todas).
La del gusano no la ví, pero sí algunas escenas de la tipa con salamandras alrededor de su cara.
Acá hay unos cuantos streaming videos del cinema of transgression.
Las escenas neoyorkinas, llenas de freaks y personas mal, pero mal en serio, tienen un gancho en mí que me parece irresistible. Lo que leí de Lung Leg es que andaba haciendo algunas gore movies, pero no estoy muy seguro de si es una fuente confiable.

Ojo, tampoco descarto por completo la generación de los noventa. Una cosa que no me enorgullece admitirlo, pero que es verdad, es que mi hermana (nacida en 1990) fue la persona que me pegó la Velvet. Muchas veces la gente más chica nos sorprende.

Phibrizoq said...

Perdón por demorarme unos días en comentar, pero nunca leo todo lo que escribís la primera vez que lo veo.
Muy, muy interesante lo que mencionás.
Las tapas de los Smiths me parecen sencillamente fascinantes... la que mencionás me parece la mejor, porque es la que mejor representa la música que contiene: un tipo que parece abatido y deprimido, sin contar la carga sutil de homoerotimo que tiene la foto.
Ahora, si hay una tapa que me cautiva es la tapa de Marble Index de Nico. Siempre logra retener mi atención: una Nico teñida de negro con cierta expresión hipnotizante, mirándote fijo, llamándote para que seas parte de un ritual en su propio mundo gélido y desolado, plagado de letanías malditas.

En cuanto a lo del fotolog, solía tener uno hace no mucho tiempo, pero decidí cerrar el libro de visitas y abandonarlo, porque comprendí que era un ejercicio constante de mediocridad y banalidad, y yo la verdad no quiero parecerme a toda esa tribu de gente con dos neuronas.

Oldboy said...

Hoy no estoy lo bastante deprimido como para andar sentenciando a generaciones enteras. Se que andamos mal pero creo que cada generación dice eso de la anterior.

A lo mejor la estupidez de unas generaciones atrás es igual a la estupidez actual solo que antes era conocida en el barrio y no la podíamos difundir al mundo entero.

A mi lo que me deprime un poco es como este actual poder de exposición, mezclado con la estupidez, el ansia de fama instantanea y el exibicionismo hacen que tirarse un pedo en youtube y andar contando las visitas para ser el más popular del planeta sea un ideal adolecente.

Estoy totalmente con Candelaria en que es lamentable la tendencia a "enorgullecerce de la idiotez".

Ya que hablamos de la idiotez, parece que ésta es una tradición centenaria en Uruguay como me estoy dando cuenta leyendo a Herrera i Reissig en "Tratado de la imbecilidad del Pais, por el sistema de Hernet Spenser", bájenlo y disfrutenlo.

Agustin Acevedo Kanopa said...

A mí The Marble index me parece demasiado intimidante. Difícilmente le puedo mantener la mirada a Nico por más de unos segundos. Yo a ella, sobre todo por su rostro triste pero no lánguido, que, como decís, es medio hipnotizante, me gusta verla desde una distancia prudente, como en The end. Igual, mi foto facvorita de Nico es una chiquita que aparece en la funda de The Velvet underground and Nico, en que aparece ella salpicada por lentas luces psicodélicas.

Con respecto al homoerotismo del disco The Smiths, Michael Ferguson se refiere a Joe D'Alessandro como:
"the first openly eroticized male sex symbol of the movies to walk naked across the screen"

Agustin Acevedo Kanopa said...

Ese libro de Ressig andaba con ganas de leerlo. ¿Es verdad que lo encontraron oculto atrás de su biblioteca?
Un caso de insospechada sincronía con el post

Candelaria said...

Oldboy, yo no hablo de ninguna tendencia a enorgullecerce de la idiotez, sino de una tendencia a enorgullecerse de la ignorancia. Pero no es exclusivo de los blogs. También es una nueva moda política.

D.I.T said...

Lo de los fotologs me hizo acordar a algo que leí justo hoy:

"When a war breaks out people say, 'It's too stupid, it can't last very long'. But though war may well be 'too stupid', that doesn't prevent it lasting. Stupidity has a knack of getting its way; as we should see if we were not always so much wrapped up in ourselves".

Tengo una hermana 11 años menor que yo y es fiel devota a los fotologs. Ha abierto y cerrado por lo menos una decena de ellos. Su mayor miedo es que alguna de sus 'amigas' se lo 'hackee' y entonces le cambie las fotos. Su mayor felicidad es cuando alguien le deja un mensaje lindo. Su mayor furia se desata cuando le dejan algunos de los mensajes más crueles que he visto en mi vida.

Y su mayor demostración de afecto hacia mi persona fue el dedicarme dos posts que tienen collages de fotos mías, hechos en Paint, con mensajecitos adorables pero semi-entendibles.

Yo qué sé, esperemos que sea una fase.

kecg said...

Agustín,
tus posts dan tantos giros que de pronto hasta pierdo la idea de todas las cosas que quería comentar. Pero éste me gustó mucho, ya extrañaba esas entradas largas pero tan bien contadas que se leían rapidito y de corrido. Vale, y del video de Los Rodríguez, cuesta entender que te hayas prendado de la chica si apenas y sale en todo el clip: todo se va en close-ups a Calamaro y al jinete descamisado.
Saludos!

Agustin Acevedo Kanopa said...

d.i.t.:
Si sabré de los collages. Suelen ir acompañados con frases como:
"Hoy kiero dedikr ste espacio p (insert name), mi hrmna del alma q la r kieeeerooooo! :)"

kecg:
Capaz que la misma cuestión de la fugacidad con que aparece es parte de la razón por la que me fascinaba de chico. Es un poco como cuando hablaba de uno de los atractivos de la low-fi: el oído (en este caso, el ojo) queda con ganas de más, de tener una versión completa, de poder ver a la actriz más nítidamente. Pero posiblemente, si la música o la imagen estuviera más expuesta, definitivamente perdería su atractivo.

benito said...

Yo he visto ejercicios de brutalidad y acoso asombrosos en algunos fotologs, algo que puede extenderse a todos los ámbitos abiertos de la web, un medio del que todos hacen fila para aplaudir las virtudes y que debe ser el medio menos criticado y consciente de sus defectos. Recuerdo ver en el fotolog de mi sobrina mensajes tipo "qué cara de chupapija que tenes, te choria la leche"; la mina tiene 12 años, no veo qué puede ventaja puede tener la existencia de un medio abierto y con esa clase de impunidad. ¿La democracia absoluta? Relativamente, porque la democracia no debería permitir la manipulación anónima de espacios delimitados y firmados con nuestro nombre o nuestra cara. En la calle esas cosas son castigadas de facto; si un cacho de mierda humana le dice "chupapijas" a mi sobrina caminando por la calle, yo le rompo la jeta, y si soy incapaz de hacerlo busco a alguien que lo haga. Aquí lo leo, me irrito, me la fumo y pienso que lisa y llanamente no debería dejarla tener un fotolog.

Hay que decirlo; la web es el espacio privilegiado de la cobardía.

Respecto a Lung Leg: no creo que haya seguido una carrera en el cine gore; la IMDB no le apunta ninguna entrada posterior a Submit to me Now (1987), y apenas se menciona el haberla visto por última vez en algún show de punk rock en San Francisco. Para el libro de Sargeant que ya mencioné (y que es del 87), la mina ya daba señales claras de desequilibrio mental serio, por lo que me imagino que, de estar viva, debe estar internada en alguna parte (tampoco era el perfil físico de las actrices de las películas gore, y debe actualmente tener más de cuarenta años.).

Conocí el laburo de Kern hace más de diez años, tras ver por casualidad el video-clip de Death Valley 69. Casualmente el único DVD original que poseo (aunque lo de "original" merece unas comillas porque es una edición china) es una recopilación de las obras completas de Kern, de las que yo prefiero las obras mudas como "Submit to me first" o "The Bitches" a las de los monólogos de Lydia Lunch. Me parece un tipo muy talentoso, como prueba también su (mucho más existoso) trabajo fotográfico y esa permanente incomodidad y vicio que le infunde a sus fotos eróticas.

Todo el asunto del cine de la transgresión es interesante y lo he estudiado/visto bastante, aunque sus obras, salvo las de Kern, nunca están a la altura de las pretensiones de sus autores. Por ejemplo, el chanta de Nick Zedd es aburridísimo y super-previsible, pero hay cosas brillantes, como las que hay en la UBU Web.

Curiosamente al único de ellos que le fue bien en Hollywood fue al director del documental sobre GG Allin, Todd Phillips.

No sé, supongo que porque son de zonas diferentes de EE.UU., porque no se incluye en el cine de la transgresión a Jim Van Peebles (My Sweet Satan), que en mi opinión tiene muchísimo que ver.

El corto de la costura de los labios vaginales se llama Sewing Circle, y la actriz es la mal de la croqueta de Kembra Phfaler, a quién tuve la oportunidad de ver en vivo con su banda The Voluptuos Horror of Karen Black.

benito said...

Terminé de escribir lo anterior, hice un search en la wiki y descubrí que sí, que Lung Leg está viva y participando en películas de terror amateur. No se puede confiar ni en los dementes.

cotox said...

Con relación al “deterioro” generacional, a primeras parece medio pedante entablar juicios muy severos pero hay algo que me llama la atención y me deprime un poco y es que los jóvenes que nacieron, no sé a partir del 85 más o menos tienen algunas condiciones muy ventajosas que no están aprovechando. Si consideramos a gente de clase media para arriba podríamos decir que crecieron con una densidad referencial en su vida cotidiana amplísima, con la Internet, con las computadoras casi como una extensión del cuerpo, información de todo tipo al alcance, la posibilidad de acceder a música y productos audiovisuales de todas las épocas y países, la condición periférica de estos países atenuada un poco por estas posibilidades, la oportunidad de aprender diferentes idiomas, más libros, etc etc Entonces ¿porqué no son más cosmopolitas, más abiertos de mente, más curiosos? Tal vez es una cuestión de educación que no fomenta ningún tipo de curiosidad y el hecho de que lo que se globaliza es el consumo y todas estas posibilidades son un subproducto involuntario. Lo triste es que la gente entre más posibilidades tiene de aumentar sus referencias más tonta se vuelve

Agustin Acevedo Kanopa said...

Con respecto a la dinámica violenta de los fotologs, concuerdo, el anonimato de internet fomenta ese estilo hit and run que aporta poco y (a ciertas personas) puede dañar mucho. Yo elegí el camino de poner mi nombre y apellido en todo lo que escribo, un poco para combatir los excesos que brinda el anonimato.
Ya lo conversaba hace un tiempo con astllr, por más que no lo queramos, los blogs y símiles nos convierten en vidrieras de lo que queremos ser, y hay muchos que son unos giles que no le hacen daño a nadie, pero que bajo el manto del anonimato se creen omnipotentes.

Con respecto al cine de Kern, creo que es el mejor del círculo del Cinema of Transgression (por lo menos de lo que tengo visto), aunque mi opinión sobre sus films es algo despareja. Thrust in me me pareció bastante mala y My Nightmare tiene algo de las texturas que bien definís vos como maligno, aunque el final me pareció que le falta algo al final, mientras que Fingered me pareció la más interesante de todas (también, Lydia Lunch es una figura que aporta mucho, aunque hay veces que se va al carajo -hace poco hizo un disco con Omar Rodriguez Lopez que me pareció horrible-).
Con respecto a Lung Leg, mientras escribia esto, ¡encontre un video en que podes ver cómo esta ahora!
Se nota que los años de ácido y persecuciones de alemanes comunistas pasaron factura

Acá!

D.I.T said...

Agustín: jaja, sí, más o menos así. No encontré el del collage pero sí encontré otro que posteó el día de mi cumpleaños:

"TE QIERO MUUCHOO NANIIII
FELIIZ CUMPLEE NUMERO 24 TONTIINA!!
"

La otra cosa, que recién me doy cuenta, es que siempre menciona mi primer nombre, mi segundo nombre y mi apellido. Voy a tener que hablar con ella seriamente.

Sobre los comentarios crueles, hay que decir también que las niñas, entre las edades de 9 y 15, son las arpías número uno. Exhibit A:

"baaaaaaallena imunda
GUISAAAAAAAAAAAA
GOOORDIII
SALI A CAMINARRRRRRRRRRRR
DALE TITANICC
ESQUIVATE EL ICEBERGGG
CON KLA BOCAAA
GUIRSSAAA
CHOPI Y JOSE.
".

Y lo firman.

También, ¿cuál es la joda de repetir letras? No lo entiendo.

la noche está muy oscura si me voy me perderé said...

ojo que hay anónimos gloriosos en fotologs

"a nadie le importa como te va en el laburo. tocá "el pecado" puto"

algo así o muy similar le batieron al Olono hace un tiempo.
concuerdo justamente con Fermin en que el anonimato, en muchos caso, era de lo más divertido que se podía encontrar en los fotologs.

www.fotolog.com/heylunahey

ahi se habla de un procer del medio blog, de un ídolo de muchos de ustedes, como Diego Estin

WEG said...

El Imperio se está materializando ante nuestros ojos.

astllr said...

creo que la generacion de la que creo que estan hablando, y que puede llegar a los 30, ha perdido ciertos criterios de individualismo y de libertad que para mi son vitales.

Creo que se diluyen en ciertas logicas grupales con las que estan en contacto permanente y piensan mas por los que les dice el grupo que por ellos mismos, entonces terminan viendose todos de nuevo en punta del diablo despues de verse todo el anio en Montevideo.

Creen que son libres porque pueden negociar rapidamente a quien van a ver esa noche porque mandan el mismo mensaje de texto a cinco personas distintas a ver que pinta. Pero las cinco opciones son la misma.

Son incapaces de saber que pasa mas alla de baires (suenian con europa pero no con usa ni mucho menos con america latina), son incapaces de hacer dedo, de tomarse un tren o un bondi, dormir en una estacion o viajar con tres mangos por ninguna parte que valga la pena, basicamente porque tienen miedo de sentirse solos, porque no saben decidir por si mismos. Creen que ir a Durazno en malon es una aventura.

Van rapido en su manejo de la informacion, pero no se muy bien adonde los lleva, por lo pronto no a un mejor lugar que a los menos informados.

benito said...

Bueno, si hay dos paradojas de este tiempo es que, por un lado, cuando existe la mejor tecnología de audio del mundo los pendejos escuchen la peor calidad de sonido desde la vitrola.

y la otra que, cuando hay mayor cantidad de información accesible para todo ellos, ellos vayan cada vez más hacia lo más uniforme y desinformado. Yo creo que es el vértigo, llegan a la edad de hacerse un criterio y les aparece adelante la biblioteca de babel. Como el posmodernismo berreta destruyó los discursos privilegiados, no saben a quién recurrir para hacerse un mapa, y entonces van al mínimo común denominador: Paris Hilton se tiró un pedo, Arcade Fire sacó un disco, o viceversa.

No conocen, o no saben que comparten, aquel motto adolescente tan bien definido por Thurston: "Looking for a man with a focus and a temper / Who can open up a map and see between one and two"

Ni saben que eso puede existir fuera de la publicidad.

Agustin Acevedo Kanopa said...

astllr:
Concuerdo en todo lo que decís, me da mucha gracia la cantidad de gente que se va a la Paloma y se cree un auténtico hippie por tener que compartir una casa con ocho personas, y encontrarse con la misma gente que ve todos los días del año en Arachanes. Es casi como si fuese un recreo.
Sin embargo, me da algo de escozor compartir tu discurso, porque personalmente yo siempre me consideré un tipo demasiado aferrado a mis cosas y con muy pocos ánimos de moverme de Montevideo (creo que el nomadismo de mis primeros siete años de vida terminaron cobrando con el sedentarismo que me caracteriza hoy en día).
En todo caso, las aventuras siempre las vivi más internamente que en el plano de los actos (y, como estoy seguro que usted también comparte, ir a la deriva en Montevideo puede llegar a ser una auténtica experiencia).
Lo único que me salva de ser como ese resto del que hablás es que nunca me tomo muy en serio cualquier cosa que suela estar circunscrita bajo el término de aventura. Es más, creo que lo que me salva de todo es que no me tomo demasiado en serio nada.

Benito:
Siguiendo con las citas a la querida juventud sónica, la gente paga por ver cómo otros creen en sí mismos,

Kim Gordon, dixit

me sorprende lo fecundo que sigue siendo Rastros de carmín

rodri said...

no sé si entendí bien pero...arcade fire es lo que escucha el minímo común denominador!? y que saquen un disco es comparable a que paris hilton se tire un pedo?

seguramente no entendí bien lo que quisiste decir.

benito said...

En cierta forma es el mínimo común del Indie, es el tipo que sale con Springsteen en la tapa de la Rolling Stone.

Yo qué sé, no es que Arcade Fire sea una mala banda, al contrario, son buenos, es que son la suma de todo lo que está mal en el rock indie actual.

Ah, Rastros de carmín es un libro digamos... nutritivo.

rodri said...

dale, aclarado.
igual, cargarlos con un "todo lo que está mal en el indie" me parece un poco mucho. yo no veo a arcade fire como una banda que lleve la bandera del indie, me parece más cercana al concepto de otras bandas como arctic monkeys o los strokes que son "indies" simplemente hasta que dejan de serlo, siendo este un objetivo desde el inicio.
aunque, pensandolo bien, capaz q es precisamente esto a lo que te referís como "todo lo que está mal".
en ese caso, es el concepto mismo de indie el que debe ser reformulado, pero no veo a estas bandas como "las culpables".

rodri said...

además, me parece que el gusto por este pseudo-indie igual está bastante por encima del fotologger promedio que se está analizando, honestamente.

Oldboy said...

..solo de curioso pero, ¿que está mal en el rock indie actual?

...
No lei Rastros de Carmin pero estoy leyendo "No Irish, No blacks, no dogs" de John Lydon que está muy interesante y comenta que Greil Marcus no entendia una mierda al relacionar el punk con los situacionistas franceses de los 60's, tendre que leer a Marcus para contrastar opiniones.
...
Lo que es paradojico es todo el "hype" sobre lo digital y la calidad en contraste con la perdida de calidad de algunos nuevos formatos como el Mp3 y el DivX.

Todo para que el ideal actual de audio sea escuchar unos mp3 bajados de internet con una calidad de mierda en un I-POD o comprarse una pantalla de plasma de alta definicion para mirar las peliculas que te bajo tu cuñado en donde se ve a la gente caminando adelante de la pantalla de cine.

Agustin Acevedo Kanopa said...

John Lydon siempre dice que nadie entiende nada de nada.
En realidad el tema del punk se presta a ser interpretado desde todas las ópticas, y, como se dice, no es un tema de verdades, sino de versiones.
En mi lista de compras tenía en la cabecera el Please Kill me, sin embargo, luego de leer unas cuantas reseñas, creo que le voy a ir al England's dreaming, de Jon Savage. Además de estar muy laureado y ser considerado un texto con mucho corazón (algo que me parece fundamental), me resulta interesante el tratamiento al reggae y la cultura rasta que supuestamente le da al autor en referencia a los inicios del punk, algo que la en general la mayoría de la gente suele pasar por alto.
Otro libro que me interesa bastante es Rip it up and start it again, de Simon Reynolds, que aparentemente se enfoca más a la era post-punk.
Lo del sonido, incluso es algo relacionado a la misma producción de discos, sobre la que me habló una vez el dueño de un estudio de grabación y que justo viene a ser mencionada en la Rolling Stone de enero (utilizando el último disco de los Artic Monkeys como paradigma de este resultado) Aparentemente, se busca tanto la intensidad que se están perdiendo todos los matices, y paradójicamente, los discos de antes suenan mucho mejor que los de ahora

Oldboy said...

Mmm, no se , hasta donde he leido la vision de Lydon parece bastante honesta y despojada de mistica e intelectualizaciones. Da la impresión de que la actitud punk es solo una extensión del carácter irlandés.
..
En cuanto al sonido, bueno que le voy a decir un comentario del calibre:
los discos de antes suenan mucho mejor que los de ahora
merecería que lo bombardeara a comentarios.
Solamente diré que en un futuro cercano grabar en analógico será carisimo igual que sacar fotos de revelado convencional.
Lo de los matices es porque ahora se abusa de la "compresion", pero es que la musica se esta haciendo para que se escuhe en el metro con el ipod puesto.

benito said...

Consejo: andá por el Please Kill Me, el libro de Savage es un racconto -casi día por día- del más bien corto periplo de los Pistols. Es un excelente libro periodístico, realizado por alguien que sabe y que estuvo ahí, pero bastante frío y monótono. Hay un libro muy similar sobre los Clash, Last Gang in Town de Marcus Grey, que es igual de completo y me resultó mucho más reconfortante e iluminador.

La autobio de Lydon es un poco frustrante porque apenas llega al comienzo de P.I.L. (teóricamente habría un segundo volumen). Es un libro divertidísimo, pero Lydon miente y ensucia bastante (de hecho no le reconoce ni siquiera un mérito a Malcolm McLaren). Tiene un documento único que es una foto de él a los 17 años, con el pelo larguísimo y lacio.

Le tira mierda a Marcus, pero en una entrevista que le hicieron poco después de que saliera el libro el entrevistador, que no lo había leído, le pregunta de qué se trata y Lydon le dice "es un libro que dice que lo que hicimos nosotros ya lo venían haciendo otra gente antes". "Qué pelotudez, ¿no?" le dice el entrevistador, y Lydon le contesta "no".

rodri: está todo bien, es un asunto de gustos. No nombré a algo como los Strokes porque para mí ni siquiera cuentan como indie -o lo que yo consideraba así-, sino apenas como un (buen, mal, whatever) refrito de gestos hechos.

A mí me frustra el escuchar a las bandas campeonadas por Pitchfork y Spin (Arcade Fire, Wolf Parade, Of Montreal) y encontrar las mismas melodías, los mismos recursos estructurales, el mismo tipo de letras, la misma sensibilidad, la misma saturación en la voz y la misma necesidad de demostrar la misma inteligencia. Pero lo que me frustra no es tanto esa uniformidad, sino lo asombrosamente pasivas y conformistas que me parecen esas bandas.

Vos sabés, yo me quedé con Jesus Lizard, lo admito. Y sigo esperando esa intensidad.

Agustin Acevedo Kanopa said...

Oldboy:
En ese punto me siento eternamente agradecido por haberme comprado una buena bandeja de vinilos. El ritual de poner el disco, sentir la púa (incluso, si te acercás un poco podés percibir el sonido saliendo de aquella fricción), ver el disco girando, incluso sentir a la altura de los brazos un ligero vientito que producen esas 33 revoluciones por minuto, sentarte con la única actividad de mirar el disco dar vueltas, no dejarle de prstar atención -no sea cosa que quede en ese incómodo y repetitivo punto muerto similar a traqueteo de tren una vez que se acaba la cara- es una actividad que, a mi gusto, es la quintaescencia del acto de escuchar en sí (algo de lo que hablaba sobre el videoclip de Bastards of young en el post sobre mis videos favoritos).
Sin duda, caminar con audífonos tiene su color propio, pero yo no cambio por nada la escucha de vinilos.
El otro día escuchaba con unos buenos audífonos el vinilo de Kamikaze, de Luis Alberto Spinetta. Uno puede percibir la grandeza de las grabaciones analógicas en canciones como las que pueblan en ese disco, donde sentís no solo la vibración de las cuerdas sino las misma púa, donde podés hasta sentir los labios de Spinetta despegarse entre verso y verso.

benito:
El Last Gang in town me lo habían recomendado hace un tiempo, recién me lo trajiste a la memoria vos, también lo voy a tener en cuenta.
El tema de Lydon es que en la mayoría de las entrevistas que leí generalmente se dedica a tirar mierda para todos lados, hasta que al final uno solo se puede limitar a distinguir cabezas entresaliendo de esa uniforme masa marrón.
Con respecto al indie, bueno, uno encuentra un sonido que se repite algunas veces, pero igual difruto mucho de algunas bandas que mencionas.
Igualmente, no todas las bandas indie son pasivas y conformistas, para mi no hay nada más diferente a ello que Godspeed you! black emperor

astllr said...

agustin, a esta altura creo que lo mas interesante de rastros de carmin es que nos hace llegar a debord, siempre es bueno llegar a alguien denso y complejo de la mano de alguien. Y esta es una buena entrada.

la idea de deriva urbana supongo que ud. la esta citando del tipo, y sin duda es la mejor forma para acceder a las zonas que tendran que ver con ud. mas temprano que tarde.

caminar por la ciudad nada tiene de sedentarismo, ni siquiera caminar siempre por los mismos lugares. de todas formas debord planteaba derivas situacionistas (algo asi como happenings) donde los tipos se juntaban y empezaban... a caminar. Y a algun lugar llegaban.

cotox said...

Ese trío de bandas mencionadas no es ni de lejos lo peor del indie actual.
Conservadores y pasivos de verdad son The Shins o Death Cab for Cutie por ejemplo.
En el caso de Arcade Fire son algo sosos y con pretensiones de sinceridad desgarradora que a mí no me mueve un pelo. Aún así no los veo como el gran mal.
Por otro lado no creo que el indie tenga que ser el lugar del riesgo y las "bolas bien puestas". Hay otras cosas que actualmente puede hacer bien a pesar de no inventar la rueda. El problema es cuando se nos vende algo como la epítome de la sofisticación y la inteligencia cuando debería abordarse de otra forma, sin pretensiones vanguardistas. Lo que pasa es que mucha gente oye esas bandas sin conocer ni siquiera los antecedentes más recientes y se tragan el cuento enterito.
Pero igual no creo que la audiencia del indie sea el "problema", sigue siendo minoritaria y relativamente más inquieta que muchos otros subgrupos

benito said...

Nada; no tengo ganas de discutir con gente que muy posiblemente tenga razón. Creo que me salta el viejo.

Vayan mañana (viernes 1º) a ver Autoramas y Supersónicos, gratis al lado de la Rueda Gigante del Parque Rodó, a las 8.00 o 9.00 de la noche.

Vayan el 28 de marzo a Niceto (Buenos Aires) a ver a Shellac, la mejor banda del mundo a la que no voy a poder ir a ver de vuelta (compromisos laborales).

Y, lectores entusiastas como yo de Cortázar; ¿se dieron cuenta que el belga-argentino choreó la mitad de sus conceptos esenciales de sus tres últimas novelas del situacionismo y el letrismo, y jamás mencionó siquiera esos movimientos? Es una cosa que me asombra ("andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos", por ejemplo, es un ejemplo romántico de la derive..., pero bueno, ustedes saben).

rodri said...

dale, los strokes son un mal ejemplo. pero, ponele, yeah yeah yeahs y los white stripes o klaxons son bandas de raíz 100% indie (bueno capaz que 80 u 90, je) hasta que, bueno, pintó tocar en los grammys.
yo que sé, no me parece que esté TAN mal sin querer entrar en el embarrado terreno de "venderse o no" y que implica esto. y, sin ningún ánimo de querer proclamar a ninguna de estas bandas como la segunda venida de cristo, no me parece que sean conformistas sino que hacen en el pseudo-mainstream lo mismo que siempre hicieron. de igual manera, y aunque entiendo el argumento, me cuesta llamar a arcade fire conformista, pero claro, siempre depende con qué se la compare.

rodri said...

jaja y con respecto a lo de cortázar todavía me falta bastante para llegar a ese nivel de erudición. lo que puedo decir es que por más que su obra no sobrevive hoy dia como se suponía, por insoportablemente pretenciosa creo, la elegancia de su narración me hace seguir siendo un fan. hace poco leí "El perseguidor", uno de los últimos cuentos de cortázar que me quedaban por leer y me pareció el ensayo sobre la creatividad más brillante que haya leído nunca. Un placer, realmente.

Agustin Acevedo Kanopa said...

benito:
Me acabás de cagar uno de los temas principales de los que iba a abordar en el próximo post.
EXACTAMENTE, siendo un fan de Cortázar cada vez que leo Rastros de Carmín me parece que El Club de la serpiente perfectamente podría ser la I.S. y Morelli podría ser Debord, así como la Maga una especie de epítome de lo que el situacionismo querría llegar (señalar las cosas, en vez de llamarlas por el nombre).
Incluso, El libro de Manuel tiene una diagramación parecida a Potlach y las demás revistas del letrismo y la I.S.

COTOX:
Concuerdo con lo de los Shins y Dead Cab for cutie. No me mueven un pelo.

astllr:
Si algo agradezco de aquel viaje obligado por algunos meses a México es el poder haber vuelto a Uruguay con ojos de turista. A partir de ahí empecé a investigar ciertos rincones de la ciudad que vos y jntkdvr rescatan muy bien en su blog. Sin embargo, creo que fue incluso un poco antes de aquello, creo que a mis dieciséis años cuando empecé a ir al centro, a recorrer no sólo 18 de julio, sino sus paralelas y perpendiculares, cuando empecé a encontrar ese Montevideo distinto de la burbuja pocitense que me encontraba.

rodri:
Yo a los White Stripes y a los Yeah Yeah Yeahs, más que un fenómeno indie, prefiero verlos como un buen síntoma del mainstream.

Oldboy said...

Bueno si estamos de acuerdo en que los musicos no viven de la "fotosintesis" de alguna manera han de "venderse" si quieren pagar el alquiler.

De rebote les recomiendo ver la serie "Flight of the Conchords", muestra la supervivencia de un duo musical - indy - Neo Zelandes en New York.

astllr said...

Es cierto lo de cortazar, pero bueno, tanto vivir en paris algo le habra quedado. Debo confesar que no es mi autor favorito y nunca lo fue. Y a la distancia lo veo mas envejecido todavia. Para mi siempre escribio como si estuviera traduciendo al espaniol, no se como explicar, algo artificioso. Me gustan algunos de sus cuentos.

Creo que en cuanto a lo que pueda haber afanado (y esta en todo su derecho) es una operacion tipicamente sesentas, en este caso una intelectualizacion del valor de la accion que (no tan) paradojicamente mata a la accion. La conciencia del movimiento, decia Merleau-Ponty, anula el movimiento.

pad said...

Oldboy:

Hay una nota a Diego Capusotto en la Brecha de hoy.

La nota muestra una serie de frases aparecidas en el programa cuando Peter presenta los videos.

Hay una muy buena respecto a la relación del rock con el sistema:

"Cana, boton, yuta, cobani, cuantas formas de denominar a una institución que siempre ha sido vista como enemiga del rock, hasta que el rock comenzó a tocar en estadios y no quisieron que la recaudación fuera afanada". Genial.

benito said...

Bueno, la relación Cortázar-letrismo-situacionismo es una cosa que me interesa desde hace lustros, y en algún momento lo consideré como tema de tésis de letras. Pero la verdad es que, en cierta forma, es evidente.

Mi duda al respecto (y es prácticamente incontestable) es lo consciente que Cortázar estaba del hecho, es decir: muchas de las ideas situacionistas se filtraron, por ejemplo, en el Mayo Francés del 68 sin que hubiera una noción generalizada de que los fabricantes de ideas y frases atrás de muchos slogans eran una banda de vanguardistas tardíos y misántropos. Tal vez a Cortázar, residente en Francia, esas cosas le hayan influenciado sin percibir su punto exacto de origen.

Igual me parece que fue muy generoso con ideas ajenas y se hizo muy el bobo (no encontré la más mínima referencia en muchísimas entrevistas que leí del tipo) en cuanto al origen francés de muchas de sus ideas más distintivas.

Agustin Acevedo Kanopa said...

Quiebro una lanza por Cortázar en el sentido de que Guy Debord decía que el situacionismo era un movimiento anty copyright:
todos tenían derecho a citar lo que él escribía, sin necesidad de indicar su procedencia.

En mi caso, no voy a ser el primero ni el último, pero leer Rayuela fue como si con palas mecánicas arrasaran una ciudad, la taparan con tierra y construyeran otra nueva arriba. Incluso tuve un interín de un año en que comencé a adoptar actitudes y posturas de Oliveira (algo muy romántico, pero que le puede complicar la vida a alguien que pretende vivir en el mundo real).
62/Modelo para armar también es genial, así como la mayoría de los cuentos de Final del juego, Las Armas secretas y alguno que otro suelto como Cora -que me gustaría ver la película (creo que polaca)que está inspirada en dicho cuento-.

astllr said...

Lo unico que me hace dudar de mi opinion sobre cortazar es la opinion de gente que siempre tengo en cuenta y que extraniamente le gusta cortazar. Esto hizo que intentara varias veces entrarle pero nunca pude con el. Todo me parece en el un enorme gesto.

Mi hipotesis al respecto, y quiza con buena parte de la cultura sesentas, es que fueron artistas demasiado influidos por la critica incorporarando ciertos postulados al interior de su obra en dosis mas que aconsejables.

Creo que rayuela y toda esa tendencia a pensar que la obra debe ser abierta y "armable" por el lector es una pesima interpretacion de la lectura como proceso creativo.

Cuando se habla de la muerte del autor(en los terminos de Barthes) el tipo no esta postulando algo semejante sino simplemente poniendo en su lugar la nocion poderosisima del lector como creador involuntario, por lo cual la interpretacion se convierte en una suerte de negociacion entre lo que el autor cree que quiso decir y lo que el lector cree que leyo.

Pero en los sesentas los tipos creyeron que esto significaba que la obra debia adecuarse como un mecano a cada lector, subestimando su infinita capacidad de interpretacion, lo cual es desde mi punto de vista aberrante, simplemente porque esto no es necesario. El lector se encarga de hacer su propia obra sin que nadie se lo diga.

DagNasty said...

El England´s dreaming es muy bueno, los difrutás a montones.

Benito, no es viejazo, es como dijo un amigo blogger "vivimos una época de discos de 7 puntos".
A este asunto de "qué está mal en el indie" lo estuvimos dicutiendo a zarpazos y garrotazos en otro blog cuando aparecieron las listas de fin de año, todas en algún punto réplicas de pitchfork, y el conformismo era justamente uno de los temas que más molestan, en especial a mi me molesta bastante, conformismo de las bandas, de la crítica, etc.

benito said...

Es que para mí indie, por más que sea una etiqueta útil, no debería ser un género. Y hoy en día noto una actitud común en muchas de estas bandas que tiene mucho que ver con la concepción de género.

Creo que lo que más me molesta es un cierto afeminamiento de la música indie de hoy. Será culpa de The Dismemberment Plan o de Radiohead, pero hay una cosa de nene de mamá llorón en el indie actual que no soporto.

Aclaro, al pedo, que cuando hablo de afeminamiento no estoy hablando de opciones sexuales. Xiu Xiu, una banda declaradamente homosexual, me parece mucho más jugada y varonil que algunas de las mencionadas por acá.

Reggis FraPe said...

Wow sin duda alguna el post mas largo de la historia.
Mientras leía pensaba en algunas dudas y preguntas
Pero he tardado tanto en leerlo que ya se me olvidaron.
Mmm…bueno de todas formas un saludo.
Besos

Oldboy said...

benito:
Aca está la foto de Jhon Lydon de pelo largo que hacías referencia antes. Lo que me rompio todos los esquemas era saber que el tipo en los inicios de sex pistols trabajaba ocasionalmente de animador infantil de campamentos y dice le gustaba mucho.


pad:
Uff, la discusion sobre si el rock es antisistema da para muchas paginas, yo me quejaba de la idealización de la profesion de musico/artista a tal punto que pareciera que un fuera una verguenza sacar réditos economicos y ser artista (como si no tuvieran que comer o pagar el alquiler).
Es normal, pero no deja de molestarme que las posiciones más "romanticas" al respecto de "como ha de venderse o no" un artista vengan de gente que todavia viven con su madre y no saben cocinarse un huevo duro (sin ofender a los que todavia viven en casa de sus padres).

cotox:
que pasa con "The Shins"!!, el ultimo disco es una mierda pero los dos primeros son buenisimos.

agustin: (sobre los discos de antes suenan mejor)
tecnicamente hablando (en frecuencias y esas cosas) los discos de pasta pueden llegar a sonar mejor que un CD, ésto se hace realidad gracias a que "ahora" la pasta de los discos es mucho mejor que la de antes y que las bandejas ahora son infinitamente mejores - pues ahora estan hechas para dj profesionales y coleccionistas.

En la epoca en que lo normal era escuchar discos de pasta cuando salió el CD la comparación era abrumadora a favor del CD (y Numark ni siquiera existia).

Convengamos que escuchar discos de pasta tiene mas encanto.

Si el asunto es el sonido de la mezcla o cosas por el estilo, no hay ningun impedimento tecnico para no poder hacer una grabación como las de antes (salvando el hecho de que conseguir equipamiento antiguo será cada dia mas caro).

benito said...

Disiento profundamente en lo de que "En la epoca en que lo normal era escuchar discos de pasta cuando salió el CD la comparación era abrumadora a favor del CD".

En realidad lo atractivo al principio del CD no fue tanto la calidad sonora sino la cómodidad y mayor resistencia del soporte; la ausencia de frituras, el no tener que levantarse a cambiar de tema. Y que, al aumentar el minutaje, la mayoría de las ediciones tenían temas extra y bonus.

Pero las ventajas auditivas eran muy, muy relativas; de hecho eran defendibles solamente en los discos grabados y mezclados ya con una oreja puesta en el nuevo formato digital. O en algunos remasterizados tempranos muy cuidadosos. Durante los primeros diez años de existencia de los CD, las conversiones de las grabaciones hechas en la era del vinilo al CD eran patéticas; hasta el punto de que hasta una copia en cassette podía ser mejor. El pasaje a digital sin un muy cuidadoso remasterizado producía, inevitablemente, una compresión berreta y una pérdida de frecuencias (sobre todo graves) no solo percepetibles para los puristas, sino para todo el mundo.

Me pasó que en ese tiempo escuché por primera vez a los Stooges, y estuve convencido años que Fun House y Raw Power sonaban a lata, sin relieve, hasta que tuve la suerte de acceder a la versión en vinilo.

En otros casos no llegué a equivocarme: al primer edición del primer disco de Violent Femmes en CD me dejó muy contento porque por primera vez tuve acceso a los temas "Ugly" y "Gimme the car", pero al mismo tiempo, en términos de volumen, sonaba como un cassette de cuarta generación (yo me conocía el vinilo de memoria) y el bajo de Brian Ritchie sonaba como una guitarra criolla. Patético. Lo mismo con el Sandinista , un disco esencialmente de dub cuya primera versión casi no tenía bajos!!!

Hay que ser justo, esas cosas se han ido corrigiendo mediante plug ins, nuevos programas de masterizado (con los que también se miente y deforma bastante) y, sobre todo, gracias a la consciencia de que lo digital no era mágico y que los discos estaban sonando como una pija.

Pero ahora los CDs suenan bien, muy bien; y como somos unos vivos bárbaros escuchamos todo en mp3 que institucionalizan la pérdida de frecuencias y a través de parlantes infames de computadora. Pero eso es otra historia.

Candelaria said...

Oldboy, no me digas que escuchás la vitrola. No puedo creer que no sepan la diferencia entre un disco de pasta y uno de vinilo.

Agustin Acevedo Kanopa said...

El disco que tengo en mi haber y que mejor suena (creo que por lejos) es un vinilo de American Music Club. Por supuesto, fue editado en el 2005, y cada un mes le paso un paño especial -además de estar muy bien producido y haber sido preconcebido para una versión en vinilo-, por lo que lo tengo en óptimas condiciones. Aún así, tengo un Dark side of the moon, vinilo y de industria argentina, comprado en la feria, y te puedo asegurar que tiene mejor sonido que las primeras reediciones que hicieron en cd -también tengo uno en mi haber-.
Un formato que me gusta mucho en cd' es el dvd 5.1, del cual tengo el Kind of blue de Miles Davis. Hay gente que lo considera una herejía, pero disfruto mucho de escucharlo con un Home Theatre.

Oldboy:
No me imagino el quilombo que debe ser ir a un campamento con John Lydon.

astllr:
A mí el tema formal de la obra de Cortázar nunca me enloqueció, es decir, nunca me creí realmente el hecho de que uno tuviera Rayuela a su completa disposición . En todo caso, parece más como una película original y el director's cut, en ningún momento el orden tradicional de los capítulos se subvierte. Tan sólo se agregan cosas que antes no estaban.
Para mí la genialidad de Rayuela está en Oliveira y la Maga y en ese París que respira y se ensancha hasta lugares impensados.

Brunomilan said...

Mi hermano tenia la primera edicion del "Raw Power" en cd y confirmo que el sonido era una cagada, no solo era feo sino tambien cada tema estaba grabado a un volumen diferente del otro...

Debo confesar que me decepciono un poco el leer Rayuela, no por que no me gustara la historia sino por que durante mucho tiempo antes de leer el libro me comi todas esas historias de que el libro se leia de diferentes formas, que el lector eligia y todo eso, basicamente creo que lo imaginaba como uno de esos Elige tu propia aventura version avanzada...

Brunomilan said...

PD: Ayer tuve un sueño bastante extraño en el que me levanto de la cama, voy a buscar la guitarra y cuando la saco de la funda no tiene ninguna cuerda, me la quedo mirando un rato largo en silencio pero con unos deseos internos de llorar o romperla contra la pared, pero me levanto y la dejo al lado de la basura, la miro con un poco de melancolia y me voy...

Seria muy facil decir que tiene que ver con mi mediocre forma de tocar pero acepto otras interpertraciones...

Oldboy said...

benito: En realidad he de decir que mi equipo de audio no era de lo mejor y no recuerdo haber comparado el mismo disco en vinilo contra un CD para ver si había diferencias drasticas en el sonido de una misma grabación.

Pero sumando todas las comodidades que comentás y añadiendo que no se escuchaba la "fritura" de fondo mi veredicto era "suena mejor".

Hubo a mi opinión una adopción muy rápida y general del nuevo formato (después de la primera etapa en donde era un producto exclusivo de coleccionistas y amantes de la clasica) y no recuerdo que hubiera en el escucha medio muchos problemas por abandonar el disco de vinilo.

De todas formas es cierto lo que decís de las mezclas y masterings, algo que en realidad no es una deficiencia del soporte fisico sino de la manera de grabarlo.
Siempre que hay un cambio de formato los fabricantes se frotan las manos y nos venden una estatua y te matan a reediciones hechas como churros (lo mas barato) y sin el cuidado necesario (ja todavia me acuerdo cuando querian vender clasicos de la literatura en CD-ROM).

Yo lo que más eché de menos del vinilo era el tamaño de la tapa.
Además todavia me acuerdo de un anuncio de Philips en donde un coche pasaba encima de un CD y te lo mostraba como indestructibe, por eso me chupé un montón cuando se me rayó mi primer CD.

En todo caso el objetivo de mi comentario era que per-se la diferencia entre ambos medios fisicos (sacando rituales y esas cosas) no debería de ser algo abrumador para un escucha medio con un equipo de audio normalito.

Si lo comparamos con la transición del CD al Mp3 en donde normalmente se pierde mucha calidad, la diferencia entre vinilo y CD no es muy significativa.

De todas formas hoy por hoy parece ser que importe más la cantidad de canciones que hay en un Mp3 que la calidad con la que se escucha una cancion y parece normal relegar al baterista que toca platillos a sonar exactamente igual que mi esposa fritando huevos.

Para terminar lo más curioso es que la tecnología para poder escuchar audio con mucho mas calidad existe hace bastantes años (desde hacer 3 años o mas cualquier estudio casero que halla gastado 100U$ puede grabar en 24-bit/96kHz frente al estandar del CD 16-bit/44kHz), pero todavia no ha llegado el estandard para masificarlo.

Agustin: Miles Davis en 5.1 es una blasfemia pero confieso que me da mucha curiosidad.

D.I.T said...

Llego medio tarde, pero creo que el Indie sí es un género. Es más, hasta osaría admitir que la falta deliberada de calidad en el sonido tiene mucho que ver con intentar plasmar un sonido 'Indie'.

Y no me parece que sea algo que escuche la mayoría de las personas. Soy una Indie whore y probablemente escuche 'lo peor' del mismo como han dicho. Radiohead, Death Cab, White Stripes, Yeah Yeah Yeahs, Arcade Fire, The Shins, e incluso The Strokes, están todas ahí, sonando horriblemente a través de los parlantes de mi computadora en un library enorme del iTunes (recién tengo iPod desde diciembre, así que no me puedo hacer la que siempre tuve uno).

El tema es que, creanme, me cuesta encontrar gente que escucha lo mismo que yo. No lo digo desde un punto de vista elitista (ya que convengamos que más huequita de carrasco no puedo ser) sino porque es una reverenda cagada no tener con quien intercambiar apreciaciones musicales. En fin, me parece que es un género y lo voy a creer hasta que alguien me de otra respuesta alternativa a la pregunta de '¿qué música te gusta?'.

Ahora, el por qué me gusta, ahora lo sé: debe ser porque soy nena. Gracias benito :P

Oldboy said...

Me tendré que comer mis palabras con patatas pues investigando un poco parece ser que existe algo llamado (Apple Lossless Audio Codec, ALAC) que es un formato del I-Pod que permite almacenar audio sin perdida, o sea que almacenas exactamente lo mismo que un CD.

Tambien hay una version libre llamada FLAC.

Salute!

Phibrizoq said...

El premio a la honestidad se lo lleva d.i.t. por decir algo que en un blog de elitistas como nosotros hay que tener huevos para hacerlo.
En gran parte coincido, para mí a esta altura el indie es un género, y no creo que haya nada de malo en que se haya desvirtuado la palabra. Obviamente se puede hablar de indie como género o como espíritu, pero hoy en día en la música, el 99% de las veces se usa para referirse a un estilo musical (al menos si hablamos de música actual).
Y yo qué sé, tampoco me parece malo lo que escuchás: creo que Death Cab y los Strokes (y personalmente los Shins, pero parezco ser de los pocos que no le gustan ni un poco) son las únicas bandas medio pedorras; y tampoco son espantosas, che.
Por otra parte, los YYYs me parecen geniales, y tienen una frontwoman como pocas en el rock;y The Arcade Fire están algo inflados, y el último disco es bueno "hasta ahí", pero sin embargo siguen siendo una gran banda.
Y también te creo con lo de no encontrar gente con quien hablar de música. Si no fuera por Internet, me moriría de angustia: ninguno de mis amigos en la vida real tiene un gusto decente.

Agustin Acevedo Kanopa said...

A mí los Yeah Yeah Yeahs me gustan mucho, sobre todo por la Karen O, que debe ser una de las pocas vocalistas del rock actual que no parece salida de Operación Triunfo.
White Stripes estan bastante bien también, sobre todo por el sonido bluesero sucio de las guitarras, que me parece genial (aunque confieso que la exaltación puede estar relacionado por ser de las pocas cosas dignas de ver en MTV)
El tema es que ya a los WS, YYY y a los Strokes ni siquiera los considero indie